Shoshan: Postales de Amor, cartas de amor
Inicio  |  Reflexiones  |  Cartas de amor   |  Amistad  |  Postales Cristianas  |  Poemas de amor  |  Ayuda 
Melodías, logos, y juegos para tu movil celular. Estás escuchando:
Unchained Melody - Ghost
[ Escucha esta melodía en el movil ]

*Existe una postal especial con esta canción: [ aquí ]
Compartir
Compartir    
Postal para enviar:
e-mail destino:
tu nombre:
tu e-mail:
<< tu mensaje.
Ese, nuestro encuentro

Es verdad que hay miradas que detienen el tiempo,
como besos que se quedan en el alma,
son más que ideas o promesas que llegan de repente.

Es verdad que somos más que polvo del camino
o sueños esperando despertar.

Así amor, hay en mí ilusiones de tenerte,
en mis manos tus manos y a lo lejos la lluvia,
bellas gotas del cielo que hacen nacer jardines,
los viste de rosas, rosas que quisiera regalarte.

Así mi bien, hay verdades contemplándonos llegar,
desde antes de encontrarnos nos esperan,
somos algo así como amanecer de la brisa,
canciones dormidas deseando aparecer, tener lugar.

Es verdad que pasamos horas mirando el mar,
aquellos que juntos en los sentimientos
dibujamos corazones en trozos de papel,
hombre del camino y mujer en la ventana.

Me viste pasar, fui poesía a tu sentir,
emoción descubriendo espacio para dos,
la página del diario que quedaba escribir.

Recuerdo el momento, como a eso de las tres,
aún las calles brillaban con el bullicio de la gente.
¿Qué decir? Todo se hace nuevo porque están.

No fue más que un instante y te perdí,
miré tus ojos, miraste mis ojos,
no hizo falta una razón, quedamos para siempre allí.

El amor amaneció y fuimos dos besándonos,
amando cada parte de ese, nuestro encuentro,
haciendo saber al universo que sí existe la esperanza.

Comprendimos sin hablar que hay vida más allá,
vida que tomaría la eternidad explicar con detalles,
vida donde hay motivos para sonreír y amar.

Hoy pensarás en mí lo sé, como yo pensaré en ti,
tal vez el Ser que todo lo hizo escuche la voz y responda,
no habrá distancia entonces, ni tratar de entender por qué no estás,
no habrá soledad ni mirar las calles después del ocaso,
seremos tú y yo lo que juntos quisimos esa tarde.

© Autor: Pedro Eugenio Ferrer

© Copyright 2007 Shoshan - Todos los derechos reservados.